A PESAR DE LAS PROVOCACIONES ANTORCHISTAS, EL GOBIERNO MUNICIPAL DE TEXCOCO DEJA EN CLARO EL CONVENIO AMISTOSO DE LÍMITES TERRITORIALES ENTRE ATENCO Y TEXCOCO, EN UNA ASAMBLEA EJIDAL EN LA MAGDALENA PANOAYA.

Texcoco, Méx.- A pesar de los intentos Antorchistas de desestabilizar y causar violencia en una asamblea ejidal en la comunidad de La Magdalena Panoaya, los pobladores ejidatarios y no, no permitieron caer en la provocación y prácticamente corrieron a los antorchos y después de casi dos horas de espera y hasta que le toco su turno al alcalde, Nazario Gutiérrez Martínez, refrendó que a; “Atenco no se le dio ni se le dará un solo centímetro de tierra” y dejo en claro que “varias personas de mala fe quieren politizar esto, sin que sean habitantes de la localidad”.

Durante una acalorada asamblea ejidal informativa, donde se encontraban una decena de supuestos periodistas encabezados por “Héctor Javier Álvarez”, pero que ya han sido plenamente identificados como provocadores antorchistas, encabezadas también unas 100 personas por Cecilia Anaya, Vocera del Movimiento Antorchista del Estado de México, al final la mayoría antorchista se retiró al ver que unos 400 asistentes a dicho evento realizado a las afueras de la casa ejidal, no cayeron en dichas provocaciones.

A pesar de que los antorchistas se trataban de infiltrar y causar confusión y violencia antes y al inicio de la asamblea, la gente se unió en contra de ellos y al señalar que todo lo político debe quedar fuera de ese problema, los gritos desaforados con el afán de provocar a los asistentes de Cecilia Anaya, Vocera Antorchista, no causaron efecto y más bien en varias ocasiones fue callada por la mesa de debates y por los propios asistentes, que en una palabra “repudiaron la intromisión de Antorcha en un problema interno de la comunidad”.

Tan es así que el antorchismo había preparado a tres supuestos abogados, dos de ellos dijeron dijeron llamarse, Manuel Morales y Sergio Galindo que iban en aparente representación de los ejidatarios. Sin embargo, los ejidatarios rechazaron tener ya una representación legal y al fin de cuentas no se les permitió hacer uso de la palabra, ya que los ejidatarios alegaron no tener en ese momento nadie que los represente legalmente, por lo que estas personas se levantaron de la mesa y se retiraron del lugar.

Después de que el comisariado ejidal de La Magdalena, Efraín Cerón Arellano y su suplente y ex alcalde interino de Texcoco por el PRD, Diego López Herrera, dieron su posicionamiento sobre este problema, así como cerca de una decena de ejidatarios dieron su punto de vista a favor y en contra de este decreto que entró en vigor el pasado 19 de Agosto del año pasado, hizo uso de la palabra el Alcalde, Nazario Gutiérrez.

Aquí el alcalde simplemente aseveró que; “Texcoco no cederá un solo centímetro de tierra a Atenco”, y abundó; “No se ha vendido ni se venderá nada a Atenco” y con la Gaceta original la cual enseñó así como hizo entrega en original del Convenio Amistoso entre esos dos municipios, el Mapa Oficial de ese convenio y la propia Gaceta e hizo clara referencia a que solo se recorrió la línea divisoria entre ambos, con lo cual La Magdalena adquiere seguridad jurídica para Texcoco.

Asimismo, aseguró que; “la tierras ejidales son sagradas”, por lo que el gobierno municipal no se metió en el uso de suelo, ya que toda esta confusión recae en, “gente que no quiere a Texcoco” y que quiere provocar otro tipo de cosas, ya que todo seguirá igual y las autoridades auxiliares y ejidales tienen las mismas atribuciones que siempre habían tenido.

Cabe mencionar que la asamblea culminó sin mayores problemas a pesar de que un provocador antorchista de la zona de nombre Bonifacio Gallegos empezó a gritar de manera desaforada. Sin embargo, al no recibir apoyo de la comunidad empezó a gritar que era gente del ayuntamiento que lo agredía, lo cual tampoco fue cierto, ya que la gente que lo calló y lo enfrentó era de la comunidad y propios ejidatarios, en tanto que los antorchistas se quedaron con las ganas de repartir cientos de playeras con la falsa leyenda; “Alto al Decreto..”, ya que la gente simplemente no los dejo pasar.